Soy profesor,  comprometido con la educación y con la lucha por los derechos sociales desde mucho tiempo. Nosotros desde los años ‘90s levantamos como gremio la demanda  por una nueva Constitución. En ese tiempo hablábamos de Asamblea Constituyente, algunos dijeron que fumábamos opio por pedir la AC, pero hoy día cuando Chile ha despertado, se ha levantado, yo me siento parte de ese Movimiento, de ese Despertar. No soy del club de los políticos ni me interesa serlo. Soy profesor perteneciente a los Movimientos Sociales y esa es mi identidad y desde esa identidad quiero estar en la Convención Constitucional, para pelearles justamente a la clase política que haya cambios profundos y no cambios cosméticos y que efectivamente tengamos una nueva Constitución que asegure nuestros derechos sociales.

Compartir